Barranco de Fataga: el Valle de las Mil Palmeras

Quienes hayan visitado alguna vez los pueblos blancos de la provincia Cádiz –como Arcos de la Frontera, Grazalema o Setenil de las Bodegas, entre otros– pensarán que hay un agujero de gusano y que a Fataga en Gran Canaria la han teletransportado a la isla desde la misma Andalucía.


De hecho, este pequeño rincón de casas de color blanco, escondido del ruido en la vertiente sur de la isla, bien podría parecer una estampa de la sierra gaditana. Se trata de uno de los pocos pueblos blancos de Gran Canaria, aparte de Agaete en el noroeste, Tufia en el este o Mogán en el sur de la misma.

 

Qué ver en el barranco de Fataga y alrededores

El pueblo y sus alrededores tiene muchos atractivos para los visitantes que se acerquen al mismo.

 

Contemplar la panorámica desde el Mirador de la Degollada de las Yeguas

Hay quienes denominan a esta zona el Gran Cañón de Gran Canaria. Desde el mirador de la Degollada de las Yeguas (también llamado mirador de Fataga) se ve, por una parte, la costa de Maspalomas y, por la otra, el Barranco de Fataga con sus famosos palmerales. Se trata, sin duda, de uno de los miradores de Gran Canaria más espectaculares.

 

Recorrer el Parque Natural de Pilancones

El Parque Natural de Pilancones se sitúa en la mitad meridional de Gran Canaria, prácticamente en su centro. Abarca unas 5.794 hectáreas y se ubica completamente en el término municipal de San Bartolomé de Tirajana.

 

Yacimiento arqueológico de Arteara

Arteara es un bonito pueblo formado por unas pocas casas antiguas blancas rodeadas de montañas y palmerales que cuenta con un yacimiento arqueológico único: la necrópolis de Arteara.


Es el mayor y más representativo cementerio aborigen de Gran Canaria con cerca de 900 tumbas. El acceso tiene un coste de 4€ e incluye diversos senderos y la visita a su centro de interpretación. Asimismo, está abierto todos los días de 10:00 a 14:00.

 

Visitar El Molino de Agua

En Fataga se encuentra El Molino de Agua, una finca que dispone de huerto ecológico, restaurante, piscina, hospedería y espacio para caravanas. Su nombre se debe a que se ubica en las inmediaciones del Molino de Los Cazorla, declarado Bien de Interés Cultural.


Fue construido en 1880 por Sebastián Cazorla Jiménez según los cánones de la arquitectura rural tradicional de la época. Hoy en día es un icono del paisaje cultural isleño, siendo objeto de fotografías y el interés de quienes pasan por la carretera que va del sur hacia el centro de la isla.

 

Excursión en camello por el Valle de las Mil Palmeras

¿Quieres sentirte como aquellos viajeros que recorrían la famosa Ruta de la Seda hasta Oriente a través de caravanas de camellos? Pues en Fataga es posible, puesto que aquí es posible realizar una exótica excursión con unas vistas que quitan el habla por el Valle de las Mil Palmeras.

 

Cómo llegar al barranco de Fataga

Para llegar desde la capital de la isla, Las Palmas de Gran Canaria, a Fataga hay que coger la autopista GC-1 en sentido sur, tomar la salida 45 y enlazar con la carretera GC-60 en Maspalomas para ascender por el barranco de Fataga hasta llegar al pueblo. La distancia de esta ruta es de unos 66 km (aproximadamente una hora de recorrido).


El visitante que llegue a este pintoresco pueblo se encontrará con el verde del Valle de Fataga, un espectacular vergel de palmeras, un enorme contraste con el rincón plácido y delicioso que se forman con las casitas blancas bien conservadas del pueblo, ubicadas al margen de pequeñas y estrechas calles entrecruzadas con abundancia de flores.

 

Dónde alojarse para disfrutar de Fataga

En VillaGranCanaria disponemos de los mejores alojamientos en los que hospedarte para disfrutar del barranco de Fataga en todo su esplendor. No dudes en consultar las opciones disponibles que tenemos en nuestra web al mejor precio del mercado. ¡Te esperamos!

¿Te gusta este artículo? Compártelo
Noticias Relacionadas